Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Hoy | Un neurólogo del Hospital Miguel Servet, en el New England Journal of Medicine

domingo, 21 de julio de 2019
lunes, 01 de junio de 2015

Un neurólogo del Hospital Miguel Servet, en el New England Journal of Medicine

La revista médica más importante del mundo ha publicado una carta de dos neurólogos aragoneses, en la que se matiza el tratamiento de dos tipos de atrofias del cerebelo
El médico de la Casa Grande y el catedrático de Neurología de la Universidad de Cantabria advierten de los riesgos del uso de un fármaco en una de esas enfermedades neurodegenerativas

El neurólogo del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, José Gazulla Abío, ha publicado en la revista internacional New England Journal of Medicine, la de mayor factor de impacto en el ámbito de la Medicina (FI 54,42), una carta sobre el tratamiento de dos complejas enfermedades degenerativas que afectan al cerebelo (atrofia multisistémica y atrofia olivopontocerebelosa). El médico del Servet firma la carta junto al también aragonés (de El Grado, Huesca) Dr. José Berciano, catedrático de Neurología de la Universidad de Cantabria y jefe del Servicio de esa especialidad en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Santander.

 

Ambos son expertos en este tipo de enfermedades neurodegenerativas, entre las que se encuentran la atrofia multisistémica (AMS) y la atrofia olivopontocerebelosa (OPCA), sobre las que versa su carta. No se dispone de tratamiento curativo para estas enfermedades, pero sí de algunos fármacos que pueden mejorar los síntomas. Hace algunos años, se observó que pacientes con ciertos tipos de atrofia del cerebelo (entre ellas, OPCA) podían beneficiarse de tratamientos con fármacos como gabapentina, pregabalina, tiagabina, etc, mientras otras como AMS, no mejoraban, o incluso podían empeorar.

 

En la revista médica se afirmaba que el fármaco gabapentina resultaba eficaz para tratar casos de AMS. En cambio, los dos neurólogos aragoneses precisan en su escrito que, aunque AMS y OPCA producen síntomas parecidos (problemas de equilibrio, de la marcha, la coordinación, del habla...), la causa de las dos enfermedades es distinta y por ese motivo, el fármaco gabapentina resultó perjudicial para pacientes con AMS. Con esa aclaración, los autores han pretendido resaltar la importancia de diferenciar estas dos enfermedades tan parecidas e impedir la creación de falsas expectativas en colectivos de pacientes con atrofia multisistémica. Publicar esta advertencia en New England Journal of Medicine, permitirá una gran divulgación entre los investigadores de estas enfermedades.

 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox