Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Agenda Cultural | Concluyen los trabajos de restauración del lado este y oeste del claustro de la antigua Catedral de Roda de Isábena

lunes, 22 de enero de 2018
jueves, 04 de enero de 2018

Concluyen los trabajos de restauración del lado este y oeste del claustro de la antigua Catedral de Roda de Isábena

En 2016 se realizaron las primeras obras de restauración del lado norte del claustro, tanto de la arquería como de los paramentos interiores
Para esta fase de la rehabilitación se han destinado 137.719,80 euros
Detalle de los trabajos de restauración en Roda

El Gobierno de Aragón ha finalizado la restauración del lado este y oeste del claustro de la antigua Catedral de San Vicente de Roda de Isábena (Huesca), una de las partes más emblemáticas del edificio, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1924 (hoy BIC en la categoría de Monumento) y situado en una localidad ribagorzana que también goza de la declaración de Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico desde 1988. Para su restauración, se han invertido 137.719,80 euros. La intervención ha sido realizada por la empresa Arte, Conservación y Restauración S.L (Artyco).

En 2016 se inició la restauración del claustro, comenzando por el lado norte del mismo (arquería y paramentos interiores) y, en el 2017, se ha llevado a cabo la restauración de las arquerías de los lados este y oeste, para continuar con la recuperación de este excepcional espacio. Esta intervención se ha realizado siguiendo el proyecto de restauración redactado por el arquitecto y restaurador Fernando Guerra-Librero Fernández.

Estas intervenciones realizadas por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte se han ejecutado para mejorar el estado del claustro, tras el lógico deterioro sufrido con el paso del tiempo por este elemento expuesto a los agentes atmosféricos e intervenciones (sobre todo a partir de 1942) que conllevaron la sustitución de algunas de las piezas que lo constituyen y el tratamiento con materiales y productos inadecuados de muchas otras, como el rejuntado de cemento presente en todo el área intervenida.

El director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, ha destacado que estas actuaciones permiten mostrar el claustro en su pleno esplendor y ha informado de la utilización de técnicas modernas en estos trabajos, que han permitido sacar los verdaderos color y textura de la piedra sin que sufra ningún daño.

La catedral más antigua de Aragón

La ex catedral de San Vicente y San Valero de Roda de Isábena es la catedral más antigua de Aragón. Conserva el esplendor del románico y del periodo en el que Roda de Isábena se convirtió en el centro religioso y político del condado de la Ribagorza. Se fundó en el siglo X, después de que Ramón II consiguiera que Roda de Isábena fuera nombrada sede episcopal. Dada su importancia, se declaró en el año 1924 Monumento Nacional.

La catedral se levanta sobre los restos de un castillo y fue consagrada el 1 de diciembre del año 956 con la advocación de San Vicente. Las obras de construcción de la catedral se prolongaron durante dos siglos, debido a que en 1006 los árabes destruyen parte de su estructura. Gracias al obispo San Ramón se termina su reconstrucción en el siglo XII en estilo románico lombardo. El siglo XVIII supone el declive de esta institución religiosa, perdiendo el rango de catedral por el de colegiata para no ser más que iglesia parroquial en la actualidad.

Se trata de un conjunto monumental, situado en la parte alta de la población, formado por la iglesia, tres criptas, una torre y un claustro trapezoidal, al que se añadieron posteriormente la hospedería y un pórtico. La fábrica original es de sillar mediano y presenta en el exterior de los ábsides decoración de tradición lombarda como lesenas, arquillos ciegos y bandas de esquinillas.

La iglesia presenta planta basilical de tres naves que se dividen en tres tramos. La cabecera de tres ábsides está precedida por un presbiterio bajo el que se abren tres criptas. De igual forma se divide en tres naves la cripta alojada bajo el ábside central. Las cubiertas y soportes son parte de la reconstrucción del templo en el siglo XII. Así, las naves laterales se cubren con bóvedas de arista, de cañón apuntado en el presbiterio y en la central se sustituyó posteriormente una techumbre de madera por bóveda de cuarto de esfera. Las naves de la iglesia se separan por pilares cruciformes y las de la cripta, por columnas que sustentan pequeñas bóvedas de arista.

El claustro se adosa al frente septentrional del templo, tiene planta rectangular (de 8 arcadas los dos lados menores y 11 los dos mayores) y está abierto al espacio central, en el que se ubica un aljibe, por medio de arcos de medio punto apoyados sobre columnas de fuste liso y capitel esculpido con motivos vegetales, animalísticos y geométricos. Todo ello fue construido en piedra (la mayor parte arenisca y puntualmente caliza) en estilo románico y decorado progresivamente con numerosas inscripciones funerarias, situadas principalmente en el intradós de los arcos, que conforman un necrologio o registro de los difuntos relacionados con la historia de la catedral hasta mediados del siglo XIV, que por sus características es único en el mundo.

*Se adjuntan declaraciones del director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox