Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | Lambán: "Celebramos la Constitución porque encaja como un guante con nuestra historia y nuestra manera de estar en el mundo”

domingo, 16 de diciembre de 2018
lunes, 26 de noviembre de 2018

Lambán: "Celebramos la Constitución porque encaja como un guante con nuestra historia y nuestra manera de estar en el mundo”

Aragón rinde homenaje al espíritu de consenso que ha permitido 40 años de democracia y avances sociales
Entrega de la Medalla de Aragón a los ponentes de la Constitución Española
El Gobierno de Aragón concede la Medalla de Aragón a los tres ponentes vivos de la Constitución de 1978, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo y Miquel Roca Junyent

El Gobierno de Aragón ha materializado hoy la decisión de conceder la máxima distinción de la Comunidad Autónoma a los ponentes constitucionales Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo y Miquel Roca Junyent y lo ha hecho con toda la solemnidad que pretende rodearse a actos de relieve histórico e institucional. Hoy, acompañando a los distinguidos, han asistido los presidentes del Congreso y el Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero, respectivamente, así como el expresidente de la Comisión Constitucional, Alfonso Guerra, además de un amplio elenco de autoridades autonómicas.

Una celebración como esta, basada en la exaltación de las libertades y derechos, “nos encaja a los aragoneses con nuestra historia y nuestra manera de estar en el mundo”, ha apuntado el Presidente de Aragón, Javier Lambán durante la clausura del acto. “Cualquier celebración que hable de fortalecer la unidad de España, cualquier celebración europeísta nos encaja como un guante a los aragoneses”, ha expresado.

El presidente del Gobierno de Aragón ha indicado que hace 40 años “España produjo la mejor versión de sí misma” y los españoles acertaron “de manera abrumadoramente mayoritaria” en dos decisiones, pues “supimos a dónde queríamos ir y a dónde no queríamos volver jamás”. Y es que los ciudadanos tuvieron claro que no querían volver “jamás a enfrentamientos civiles” y, asimismo, supieron que querían alcanzar un régimen de libertades, un espacio de ciudadanía, de derechos, de servicios públicos para todos y, también llegar a Europa”. Lambán ha apuntado que “aquella magnifica generación de políticos fue capaz de galvanizar a la sociedad española junto con otros actores sociales y políticos para que esa pretensión fuera realidad”.

Los españoles, tal y como ha expresado el Presidente de Aragón, lograron un gran contrato social y político cuya “principal plasmación fue la Constitución de 1978” que “consagra un elenco de derechos y libertades equiparable, y aun superior, a la que disfrutan los países de nuestro entorno”. También “estableció la unidad de España como valor político en sí mismo” y atendió a una de las principales reivindicaciones que se venía haciendo desde hacía décadas: la descentralización del poder político en distintos territorios, que se recoge en el Título 8. Esto “no favorece solo a las Comunidades más ricas, como Cataluña o el País Vasco, sino que favoreció también y quizá, principalmente, a Comunidades como Aragón que durante siglos habían sufrido más de la estructura centralizada del Estado que no concedía ninguna posibilidad de iniciativa a la España interior”, ha apuntado Lambán.

Esta anhelada descentralización territorial, “permitió a Aragón que pudiera desarrollarse en la España constitucional de una forma admirable”, ha expresado Lambán. El Presidente ha señalado que, con ello, “se demostró de forma fehaciente que la suma de las partes diferenciadas a través del Estado de las autonomías era muy superior al todo indiferenciado y centralizado de la etapa anterior”.

Perspectiva histórica

En su discurso, Lambán ha apuntado que haber vivido 40 años de dictadura y 40 de democracia, otorga “perspectiva histórica suficiente” para comprender que la apuesta por la Constitución fue totalmente acertada. En este sentido, se ha mostrado rotundo al afirmar que se trata de “la contraposición palmaria de los beneficios que se obtienen de las libertades y de los perjuicios que a cualquier pueblo acarrea la tiranía”.

Sin embargo, en la celebración de hoy también ha habido espacio para reflexionar sobre el futuro y las preocupaciones que generan las desigualdades y los efectos devastadores que la crisis ha tenido en la sociedad y que resultan “incompatibles con la democracia”. Con la quiebra de confianza que sufre el sistema democrático en toda Europa, “viejos demonios familiares están aflorando otra vez”, ha recalcado Lambán que ha citado como ejemplos de ello los populismos, los nacionalismos y la xenofobia, así como la ruptura del equilibrio que caracterizó las relaciones entre Europa y Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial. Ha citado también “el problema que se ha suscitado en Cataluña y que en este momento nos tiene a todos los ciudadanos españoles preocupados porque no es un problema de Cataluña, sino de España en su conjunto”.

Para superar estos viejos demonios y “frentismos trasnochados”, Lambán ha insistido en que es necesario que España vuelva a dar una versión de sí misma “potente, luminosa y eficaz” como en 1978 y recuperar el consenso político como principal valor político. “Es fundamental –ha declarado- que volvamos a fundar la prosperidad el futuro sobre un nuevo contrato social, porque sin pegamento social y territorial una democracia y un país no pueden sobrevivir”.

El acto central de un amplio programa de actividades

La Comunidad ha puesto especial celo en la celebración del cuadragésimo aniversario de la Constitución Española, con un amplio programa de actividades, cuyo acto central es la concesión de la medalla de Aragón, máxima distinción del ejecutivo, a los tres ponentes citados por el esfuerzo de consenso logrado en aquellos tiempos difíciles, dando paso a un texto que articuló la España de las autonomías, además de recoger un elenco de derechos y libertades con la que el país ha avanzado sustancialmente en estos 40 años.

El Gobierno de Aragón ha querido rendir homenaje en las personas de Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo y Miquel Roca Junyent, y también a los otros cuatro ponentes fallecidos, Gregorio Peces-Barba Martínez, Jordi Solé Tura y Manuel Fraga Ibarne, recordando particularmente al aragonés de Tarazona Gabriel Cisneros Laborda.

Durante la celebración de hoy, la Presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, ha resaltado el “legado y la figura” de los ponentes de la Constitución, cuya labor "resulta la mejor expresión de la importancia del consenso frente al disenso2 y de cómo se logró, en nombre de España, la victoria de la democracia. Ha insistido en que la mayor enseñanza que se puede obtener es que el éxito llega cuando se trabaja conjuntamente, “con la base de lo compartido”.

También ha intervenido el presidente del Senado, Pío García Escudero, que ha resaltado que los ponentes de la Constitución supieron interpretar la magnitud del momento histórico que les tocó vivir y que buscaron una solución vertebradora y no una victoria partidista. Ha resaltado que la Consitución supone la apuesta por la convivencia y la modernidad, así como la voluntad de superar viejos fantasmas, mirando hacia delante.

Motivo de la concesión

El decreto aprobado por el Consejo de Gobierno otorga la máxima distinción de la Comunidad Autónoma a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo y Miquel Roca Junyent, “en reconocimiento del servicio prestado a los ciudadanos por todos quienes integraron la Ponencia Constitucional, que fueron capaces de buscar los consensos posibles en circunstancias que ameritaban una alta visión de Estado para superar con excelencia los obstáculos y exigencias tendentes a crear un nuevo modelo de sociedad y de organización territorial, con parámetros de responsabilidad, solidaridad y respeto a la pluralidad”

El decreto aprobado por el Gobierno valora además en los galardonados “el hecho de convertir la noble tarea de representar a los ciudadanos en un empeño por lograr un país para la convivencia, para la igualdad de oportunidades y para la justicia, constando en Aragón que aquella labor ha dado frutos a lo largo de estos años en el desarrollo y en la consecución de un territorio mejor, más desarrollado y con mejores condiciones para el bienestar de todos los hombres y de todas las mujeres de nuestra tierra”. 

El Decreto del Gobierno dispone de un artículo único, dado que los tres reciben la distinción por una misma y coincidente causa, si bien se recuerda que los mismos méritos reúnen los otros cuatro ponentes ya fallecidos. Los siete están considerados los padres de la Carta Magna que dio forma al entramado constitucional que puso punto final al de la dictadura de Franco.

 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox