Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | La vuelta a la normalidad de los 56.000 empleados de la Administración autonómica se produce de la mano de la cita previa y del teletrabajo

viernes, 18 de septiembre de 2020
lunes, 08 de junio de 2020

La vuelta a la normalidad de los 56.000 empleados de la Administración autonómica se produce de la mano de la cita previa y del teletrabajo

Cualquier trámite presencial necesitará cita previa para ayudar a los ciudadanos y a los funcionarios a realizar las gestiones de manera segura y sin aglomeraciones
El regreso a los ámbitos de trabajo se empezó a planificar hace un mes y la reincorporación del personal se está haciendo de manera gradual y ordenada. Los funcionarios además pueden acceder a medidas de flexibilidad horaria
Primer plano de un equipo telemático de la Administración Pública

El teletrabajo, que se podrá ejercer también en combinación con la actividad presencial, dispondrá antes de que termine junio de una orden que lo regule

De manera ordenada y planificada, los empleados públicos aragoneses culminarán esta semana la incorporación normalizada a los puestos de trabajo, que se inició el pasado 11 de mayo con los primeros avances en el proceso de desescalada en Aragón. Sin embargo, la reanudación de la actividad viene marcada por algunas novedades como el teletrabajo, las medidas de seguridad tanto para el público como para los funcionarios, y la cita previa, que pasa a ser un trámite previo y necesario para realizar cualquier trámite con la Administración. 

La semana pasada ya fue “una semana importante” para la recuperación de la normalidad en la Función Pública aragonesa y al final de esta semana, el 100% de los trabajadores públicos (56.545, de los que 12.422 son de la Administración General) habrá vuelto a sus puestos con normalidad, según explica el Director General de Función Pública, Esteban del Ruste, a expensas de los informes que resuelvan sobre la situación de vulnerabilidad o no de cerca de 800 trabajadores que han reclamado esta condición.

Protocolo de seguridad

La vuelta a los puestos de trabajo habituales, tal y como se concebían antes de que se decretara el estado de alarma, se ha realizado en base a un protocolo que iba rescatando a los trabajadores en función de las necesidades de cada Departamento y conforme se iban reactivando los procesos administrativos paralizados en este periodo de ralentización de la vida pública. A partir de ahí comenzaba un trabajo coordinado del servicio de Prevención de Riesgos Laborales, que ha evaluado las condiciones de seguridad precisas para ordenar una vuelta a la actividad presencial, con el de Patrimonio y Organización, que ha provisto el material necesario, y con la colaboración de los sindicatos, que han tenido puntual información de todo el proceso.

La Administración general ha tenido que reordenar los espacios de trabajo, en algunos casos, para propiciar que se cumplieran las distancias de seguridad social entre los trabajadores; en otros casos, fundamentalmente los que tienen un trabajo que implica la atención presencial al público, se han instalado mamparas y, en los casos en que no se cumple la distancia de seguridad y no hay mamparas, se hace obligatorio el uso de mascarillas. Asimismo, se han colocado dispensadores de hidrogel para hacer hincapié en una de las más eficaces medidas de prevención, que es la higiene de las manos.

Esfuerzo organizativo

El Gobierno de Aragón adoptó medidas de protección de los trabajadores antes de que se decretara el estado de alarma, confinando en sus casas a los más vulnerables o a los que tenían necesidades personales añadidas, pero la realidad es que una vez que se publicó el Real Decreto Ley que estableció el estado de alarma, “de un día para otro, tuvimos que hacer un gran esfuerzo” para reorganizar la Administración, porque ésta “no ha parado”, aunque se hayan suspendido muchos procedimientos, señala el D.G. de Función Pública, Esteban del Ruste.

Y no menos esfuerzo requiere la reanudación del trabajo normalizado, que está precisando de un mes para arbitrar las medidas con cautela y seguridad.

No obstante, las grandes novedades respeto de la etapa anterior a la pandemia vienen dada por la puesta en marcha del teletrabajo, que se hizo de manera rudimentaria al principio, pero que ha logrado mediante nuevas aplicaciones tecnológicas permitir esta fórmula laboral, que se regulará en base a una orden del Departamento de Hacienda y Administración Pública antes de que termine el mes de junio. La existencia del teletrabajo permitirá que haya empleados públicos que la utilicen durante todo su turno de trabajo o que la compatibilicen con el trabajo presencial. La Administración también está aplicando medidas de flexibilidad horaria para favorecer la conciliación familiar.

La vuelta a la normalidad también requiere de cita previa para asegurar las condiciones de seguridad para el ciudadano y para el funcionario. La cita previa se puede conseguir de manera preferente a través de la web del Gobierno de Aragón, www.aragon.es; o de la web corporativa que concentra toda la información sobre el coronavirus: https://www.aragon.es/coronavirus. También se puede cerrar a través del teléfono (976 36-07-10). Se trata de un mecanismo fácil y rápido, y en esta nueva etapa, necesario para poder realizar las gestiones que necesite el interesado. Con esta fórmula, el ciudadano dispone de un día y una hora reservada a su nombre para cumplimentar los trámites que precise con la Administración, de manera que se eviten las esperas y sobre todo las concentraciones.
 

La Administración abre sus puertas al público con todas las garantías para favorecer la atención sin tiempos de espera y sin aglomeraciones

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox