Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Servicios socialesl e igualdad | El Servicio de Orientación Familiar sigue apoyando a las familias en la gestión de las dificultades de convivencia durante el confinamiento

miércoles, 21 de octubre de 2020
viernes, 24 de abril de 2020

El Servicio de Orientación Familiar sigue apoyando a las familias en la gestión de las dificultades de convivencia durante el confinamiento

Se puede hacer uso de este recurso en el 976 71 67 39 o enviando una solicitud a familiasecretaria@aragon.es
El objetivo del mismo es aliviar las tensiones que puedan generarse en el entorno familiar o agravarse debido a la situación de aislamiento y la permanencia 24 horas en el hogar
El confinamiento puede generar problemas de convivencia
La situación de confinamiento provocada por la crisis del COVID-19 puede hacer aflorar una gran cantidad de sentimientos como irritabilidad, frustración, estrés, aburrimiento o preocupación. El desgaste psicológico que conllevan y la gestión adecuada de todas estas emociones supone, en muchos casos, todo un reto para las familias, que han pasado a compartir las 24 horas del día, trabajar o estudiar desde casa y tener que lidiar con las situaciones personales de cada uno de sus miembros. Por ello, el Servicio de Orientación Familiar de la Dirección General de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragón sigue prestándose de manera telemática para asesorar en la resolución de conflictos a las familias que lo requieran y crear dinámicas positivas que ayuden a mantener la convivencia en el hogar. Las demandas pueden realizarse tanto por teléfono, en el 976 71 67 39, como por correo, a familiasecretaria@aragon.es.
 
“Nos encontramos en una situación compleja y queremos aconsejar y guiar sobre conflictos familiares que puedan surgir en el seno de la pareja, también aquellos relacionados con la autoridad familiar, los asuntos intrafamiliares u otro tipo de relaciones, ofreciendo alternativas y proponiendo dinámicas familiares positivas que mejoren la convivencia”, remarca la directora general de Igualdad y Familias, Teresa Sevillano.
 
La Orientación Familiar consiste en un proceso de ayuda cuyo fin es facilitar la solución de problemas y la gestión adecuada de conflictos que pueden suponer un desafío al mantenimiento de la armonía en las relaciones familiares. Aborda las dificultades desde su origen y antes de que cobren dimensiones de mayor trascendencia. Va dirigida a familias, parejas o personas que precisan orientación y apoyo ante situaciones de confrontación conyugal, filial o intergeneracional y tiene un carácter preventivo. Se trabaja desde el asesoramiento y la información proporcionada por el grupo de profesionales que integran el Servicio y que ofrecen pautas de comunicación y potencian habilidades para la superación de crisis.
 
En una situación como la actual, donde la crisis sanitaria altera gravemente la vida en los ámbitos laboral, familiar y social, se hace más necesario que nunca un esfuerzo sustancial por parte de todas las personas para sobrellevar las circunstancias. Entender y manejar la crisis sanitaria y adoptar las medidas recomendadas, así como el miedo a que personas queridas enfermen o a lo que ocurrirá social y económicamente cuando termine la pandemia, puede generar tensiones en la convivencia y en las relaciones intrafamiliares relacionadas con:
 
1- Dificultad de organización del teletrabajo o telestudio para que sean productivos y permitan al mismo tiempo continuar con los cuidados de la familia y el hogar, asegurando que se hace una distribución equitativa de las responsabilidades.
 
2- Conflicto con los hijos adolescentes por la limitación de acceso a los recursos tecnológicos y la necesaria gestión eficaz del tiempo libre para evitar el aburrimiento.
 
3- Dificultad de gestión de las emociones propias y de los demás, vinculadas al confinamiento y a la falta de relación social derivada del aislamiento.
 
4- Discrepancias en la pareja en cuanto a la propia relación, pautas comunes de parentalidad, corresponsabilidad o preocupaciones económicas.
 
5- En casos de separación o divorcio, cumplimiento del régimen de custodias y visitas, riesgo de movilizar a los niños y niñas o miedo a que el hijo o hija se contagie en la “otra” casa.
 
Todas estas situaciones pueden ser objeto de un proceso de Orientación que alivie las tensiones y contribuya a gestionar esas dificultades En 2019, fueron 263 las personas que solicitaron la ayuda de este servicio. En total, se han producido más de 5.000 intervenciones de Orientación desde 2004.

 

*Se incluye audio de Teresa Sevillano

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox