Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Hemeroteca | Protección Civil entrega a la FAM seis desfibriladores para otros tantos refugios de montaña

lunes, 21 de octubre de 2019
viernes, 22 de febrero de 2019

Protección Civil entrega a la FAM seis desfibriladores para otros tantos refugios de montaña

Cinco aparatos irán a Huesca para Monfalcó-Casa Batlle, la Escuela Refugio de Alquézar, el Refugio de Riglos, la Escuela de Montaña de Benasque y a Bujaruelo, y el sexto al Refugio Rabadá y Navarro en Teruel.
Júlvez y Masgrau han firmado el acta de cesión de los seis desfibriladores con un ejemplar delante.

La seguridad en la montaña ha registrado hoy un avance en materia de prevención de accidentes, en este caso cardiovasculares. El año pasado se detectaron en refugios de la montaña de la Comunidad varios casos de infartos. Esta tarde se ha incrementado la dotación de desfibriladores para intervenir en estas situaciones en los refugios de montaña.

La directora general de Justicia e Interior del Departamento de Presidencia, María Ángeles Júlvez, acompañada por el Jefe del Servicio de Seguridad y Protección Civil, Miguel Ángel Clavero, ha entregado en la sede del Gobierno autonómico al presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), Luis Masgrau, seis desfibriladores destinados a otros tantos refugios de montaña, que en la Comunidad gestiona esta organización.

Equipar a los refugios de montaña con desfibriladores puede ser clave para salvar vidas, ha explicado Júlvez, porque se trata de zonas donde la dificultad de acceso de los equipos sanitarios es alta y además estos centros suelen usarse como campo base para la realización de actividades de alto esfuerzo físico y por tanto con riesgo para la salud.

En estos momentos, el Servicio de Seguridad y Protección Civil disponía de 6 desfibriladores modelo CU-SP1, en condiciones de uso para que, tras su cesión a la Federación, haya seis refugios, preferentemente aquellos con mayor riesgo de producirse estas situaciones, que dispongan de este elemento técnico para salvar vidas hasta que los servicios sanitarios puedan acceder al lugar.

La Federación Aragonesa de Montañismo gestiona 16 establecimientos entre refugios de montaña, albergues y escuelas de montaña. Actualmente ya tienen desfibrilador 10 refugios, 7 de ellos de altura (Respomuso, Ibones de Bachimaña, Góriz, Angel Orús, Estós, Renclusa y Cap de Llauset) y tres de "a pie de coche": Lizara, Casa de Piedra y Pineta. Además también cuenta con desfibrilador automatizado externo (DEA) el refugio de Viadós, conveniado con la FAM pero abierto sólo en temporada.

Está previsto que los desfibriladores cedidos hoy por el Gobierno de Aragón vayan a 5 refugios de la FAM (Monfalcó-Casa Batlle, Escuela Refugio de Alquézar, Refugio de Riglos, Escuela de Montaña de Benasque (estos 4 en Huesca) y Rabadá y Navarro (en Teruel). El sexto está previsto ponerlo en Bujaruelo, que aún sin ser de la FAM si tiene convenio con la Federación y se encuentra en un lugar muy concurrido y apartado, paso del GR 11, zona periférica del Parque Nacional de Ordesa o base del puerto de acceso a Gavarnie, en Francia. 

Precisamente, tanto en Alquézar como en el congosto de Monfalcó (en el municipio oscense de Viacamp y Litera) se han registrado fallecimientos por no haber un desfibrilador disponible.

Fin social “altamente justificado”
A la hora de decidir esta cesión se tuvo en cuenta que la asistencia sanitaria en la emergencia, cuando existe un peligro vital o el riesgo de secuelas graves e irreversibles para el paciente, constituye el máximo exponente de la eficacia en la acción asistencial al permitir actuar en el menor tiempo posible y con altos niveles de calidad y eficacia.

En situaciones de parada cardiorrespiratoria, debida a la fibrilación ventricular, cada minuto de retraso en la aplicación de la desfibrilación se pierde un 10% de esperanza de supervivencia, por lo que para el Gobierno de Aragón resulta “altamente justificado” el fin social para la cesión de estos aparatos, dada la ubicación de los refugios y el mayor tiempo que transcurre hasta que los afectados puedan recibir la asistencia de los servicios sanitarios.

El marco general del acuerdo parte de que la Protección civil en Aragón se configura como un sistema integrado, inspirado en principios tales como la solidaridad en la asunción de riesgos y daños, responsabilidad pública del mantenimiento del sistema, proximidad e inmediatez de la acción pública. Los poderes públicos aragoneses en definitiva tienen el deber de velar porque derechos fundamentales como el derecho a la vida y a la integridad física sean realmente efectivos, removiendo los obstáculos que dificulten su plenitud.

En este sentido, existen desde hace años diversas líneas de colaboración con la FAM al objeto de mejorar la seguridad de los usuarios de la montaña en materia de autoprotección, establecer actuaciones directas con los montañeros y fomentar la práctica segura del deporte y el ocio en los macizos de montaña de Aragón.

Formación específica
La cesión se produce poco después de que el Consejo de Gobierno aprobara el pasado día 12 el nuevo decreto que regula el uso de desfibriladores automatizados externos (DEA) fuera del ámbito sanitario. Este decreto, que precisamente se publicó ayer jueves en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), establece las condiciones de uso en distintas circunstancias.

De los más de 40 guardas que gestionan los refugios de la FAM, varios tienen la formación específica para el uso de los desfibriladores fuera del ámbito sanitario y los que recibirán ahora los nuevos aparatos la cursarán en breve. La intención de la federación es que todos los guardas reciban esta formación, a través de las entidades acreditadas a tal fin en Aragón.
 

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox